13 de agosto de 2017

Izanami e Izanagi, los dioses creadores

Imagen sacada de Le Panda-Chan
En un inicio todo era caos. La Tierra consistía en un solo océano embravecido que ni siquiera los primeros dioses lograban contener. Después de tanto esfuerzo por crear aquel nuevo mundo, no había ni rastro de vida o tan siquiera tierra firme sobre la que pisar. Los dioses casi se habían dado por
vencidos cuando surgió una nueva esperanza: dos nuevas deidades, el dios Izanagi y la diosa Izanami, que, bajo el mandato de sus antecesores, consiguieron lo imposible y pusieron fin al caos que reinaba en la Tierra. Las corrientes se calmaron y surgieron sobre el mar pequeñas islas en las que pudieron establecerse.

Terminada su hazaña, Izanami e Izanagi se reprodujeron y sus descendientes fueron nuevos dioses que controlaron todos y cada uno de los aspectos de aquel mundo, como el dios del mar, del viento, de los árboles o de las montañas. Sin embargo, un aciago día, Izanami dio a luz al dios del fuego y el cuerpo de la diosa no resistió. Izanagi, furioso por la pérdida de su esposa, dirigió su espada contra su propio hijo. No solo no consiguió matarlo, sino que de cada llama y cada gota de sangre surgieron nuevos dioses.

Desesperado, Izanagi emprendió un viaje al reino de los muertos para traer de vuelta a Izanami. Pero cuando llegó fue demasiado tarde. Su esposa, que cubría su piel con numerosos velos, le dijo que ya no podría volver, ya que había probado los alimentos del inframundo. A modo de despedida, Izanami le dio la espalda y entró en su castillo, perdido en las tinieblas de la muerte.

No obstante, Izanagi se negaba a darse por vencido y, en lugar de regresar al mundo de los vivos, siguió a su esposa al interior del castillo. Lo recibió un olor desagradable y una tenue luz, que iluminaba la figura de Izanami. La diosa, que ignoraba la presencia de su esposo, se despojó
Imagen sacada de The Demonic Paradise Wiki
de sus velos y dejó a la vista su carne putrefacta y carcomida por los gusanos. Izanagi gritó, horrorizado por la imagen de la que había sido la mujer que amaba. A su grito siguió el de Izanami, un alarido de pura cólera ante aquella intromisión, mientras intentaba volver a cubrir su piel. Dominada por la ira, la diosa envió a las huestes del infierno tras Izanagi para hacerlo pagar por aquella osadía.

Milagrosamente, el dios consiguió escapar y tapó la entrada al inframundo con un enorme peñasco, pero todavía pudo escuchar la voz de Izanami, furiosa, que lo maldecía con la promesa de arrebatar mil almas por día. Izanagi no se dio por vencido y, a su vez, aseguró que si ella cumplía su promesa, él crearía mil quinientas. Abatido, caminó sin rumbo hasta dar con un escondido lago de aguas claras. Deseando eliminar aquel olor a putrefacción que lo oprimía, se despojó de sus ropajes y se bañó en aquel remanso de frescura y calma. Al purificar su ojo izquierdo con aquellas aguas nació Amaterasu, diosa del Sol; repitió el mismo ritual con el ojo derecho y surgió Tsukiyomi, dios de la Luna; finalmente, purificó su nariz y su respiración y engendró a Susanoo, el dios del mar y la tormenta.











Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

5 de agosto de 2017

Hechizo de mar

La brisa, suave y cálida, te rodea; huele a sal, arena y algas. Deslizas un pie por el suelo y una cascada de arena ardiente resbala sobre él. Avanzas con el otro pie mientras el viento mueve tus cabellos al compás de la naturaleza. Giras, saltas, caminas hasta el fin de la tierra; sientes frente a ti el dominio del océano. Solo una barrera invisible te separa del caos de las ondas. Por supuesto, rompes la barrera de aire, la atraviesas con el corazón latiendo al ritmo de las ondas. El agua roza primero tus pies, está tan helada que por un momento crees que el hechizo se rompe. Pero no es así. Dejas que el mar vaya cubriendo tu cuerpo y con él la esencia del ardiente sol se desvanece.

Photo by Leo Roomets on Unsplash

Lo que dejas atrás ya no importa, solo importa el futuro, las ondas a tu alrededor; las olas sobre las que te dejas caer. Durante un instante te fundes con el océano, tu ser se vuelve uno con el agua. Flotas, te dejas mecer por el canto de las ondas. Respiras, la sal y las algas llenan tus pulmones de vida. Por encima de ti un cielo azul infinito; por debajo una corriente suave y helada que te acaricia. Deslizas tu mano sobre el agua como si te perteneciera, o como si tú pertenecieses a ella. Tus brazos y tus piernas se mueven; estás nadando, eres libre.

Agua, sal, arena, brisa, olas, mar, océano.

Algunos sueñan con volar, unos pocos saben que nadar es volar en un océano de brillantes reflejos de sol.

De "Canto a la Naturaleza", Sindy B.

Photo by Michael Baird on Unsplash


Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

30 de julio de 2017

La Serpiente Emplumada: el Dios traidor

¡Hola de nuevo, lectores!
El otro día, cuando escribí la entrada Leyendas de Irlanda, Sandra Riverol me preguntó en un comentario acerca de la cultura prehispánica. La verdad es que no sabía demasiado sobre el tema, y por eso decidí buscar información sobre ello. El mito que os dejo (como siempre, narrado a mi manera) lo conocía vagamente por un trabajo que hice en segundo de la ESO. Espero que lo difrutéis.
Imagen sacada de Deviant Art

Quetzalcoatl, Kukulcán o, simplemente, la Serpiente Emplumada. He recibido muchos nombres a lo largo de mi vida; no en vano, he vivido mucho, quizá demasiado.

Fui yo el que creó y recreó a los humanos desde cero cuatro veces antes de dar con la fórmula correcta; incluso utilicé mi propia sangre para poder dar vida a esos seres tal y como los había deseado desde un inicio. ¿Y de qué ha servido todo eso? Todos mis sacrificios me han llevado a estar perdido en esta negrura, exiliado a causa de la traición de mi propio hermano.

A estas alturas puede que ya sepáis quién soy y cuál es mi historia. Para los que no lo sepan, yo soy un Dios, el único que se atrevió a buscar la justicia entre deidades y humanos, y que fue desterrado por ello. Así fue como todo comenzó…


 
En el albor de los tiempos, Dioses y humanos convivían en armonía, pero aquello no era más que una ilusión. La realidad era muy diferente; y es que las personas vivían oprimidas por el yugo de los Dioses, aunque no eran capaces de verlo. Así, esta situación continuó un tiempo, hasta que no pude soportarlo más y decidí actuar en pro de los humanos a los que había creado.

Bajé al mundo terrenal, y me desprendí de mi aspecto de serpiente con plumas para adquirir una apariencia humana. Camuflado por mi nueva forma, pude transmitir mis conocimientos a aquellas criaturas tan atrasadas. De este modo, descubrieron la agricultura, la alfarería y la orfebrería, dejando atrás la pobreza y ganando cada vez más la dignidad propia de los Dioses.

Sin embargo, el mayor cambio que realicé durante mi corta estancia en el mundo de los hombres no fue ninguno de ellos. En aquella ocasión no otorgué ninguna nueva técnica o conocimiento; de hecho, mi mejora consistió en una prohibición. No pude más que horrorizarme al presenciar aquella barbarie: un sacrificio humano para el culto de un Dios, y no de uno cualquiera; la ceremonia iba dirigida a mi propio hermano, Tezcatlipoca. No dudé en detener aquello, y la tradición quedó vedada.

Creo estar en lo cierto al sospechar que fue aquello lo que más enfadó a las demás deidades, tanto que decidieron ejecutar su venganza contra mí, y fue el mismo Tezcatlipoca quien la llevó a cabo. Así, descendiendo al mundo terrenal con forma humana, consiguió engañarme con un falso obsequio: un licor cuyos efectos desconocía.

No me enorgullezco de lo que hice en el estado de profunda embriaguez que causó aquel brebaje. Espero que no me juzguéis si confieso haber tomado a una de las castas mujeres del templo. Cuando recobré la cordura y hube recordado mis terribles actos, decidí abandonar aquel mundo que, al intentar salvar, no pude evitar contaminar. Sin poder permanecer allí por más tiempo ni regresar al mundo divino, donde nunca más sería bien recibido, confeccioné una balsa con serpientes, aquellas nobles criaturas que imitaban mi forma sobrehumana. Y así fue como partí al exilio, en busca de redención por mis pecados, no sin antes prometer a la humanidad mi regreso, que traería al fin la justicia que tanto ansiaba conseguir.


 
Ahora estoy solo, oculto en la oscuridad de las aguas que se extienden más allá de la puesta de sol, aguardando el día en que al fin pueda retornar y romper el yugo que esclaviza a los humanos bajo el cruel designio de los Dioses.


Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

25 de julio de 2017

CdlS 1: el Terrible 25

Estás a punto de adentrarte en Crónicas de la Sauna, donde la realidad y la fantasía se confunden...

Sin embargo, has de tener en cuenta que aquí comienzan y terminan todas las historias, y ni la más bella ni la más peligrosa tienen secretos para La Sauna. Si continúas, tu historia podría seducirse por las demás y ya no querrías regresar a la realidad. ¿Aceptas correr el riesgo?

La Sauna ha sido desde tiempos inmemoriales cuna de las más grandes historias. Dejaremos para el futuro sus orígenes y sus misterios y en esta ocasión nos centraremos en una de sus incontables leyendas…

Hace años, de la magia de las jóvenes Sindy y Rush junto con la inspiración de Fairy Oak, nació una bella historia de una Bruja de la Luz y una Bruja de la Oscuridad. Para los que conozcan estos libros en los que estas muchachas se basaron, este cuento les resultará más familiar. Las brujillas (nótese la admiración de las autoras por las brujas, que las han encarnado en numerosas ocasiones) hicieron brujerías, descubrieron sus poderes y también lugares y seres mágicos encantadores y aterradores. Pero esa es otra historia y será contada en otra crónica.

¿Lo lógico sería empezar por el principio? Puede, pero deberías saber ya que La Sauna no se rige por las mismas leyes que el mundo real. Además, ¿sabes qué día es hoy? 25 de julio, y si te has fijado en el título, puede que vayas comprendiendo…

En la historia original, con hadas y hermosas brujas, había un enemigo fatal al que llamaban el Terrible 21 por aparecer en esa fecha y catástrofes causar. No iba a ser menos la historia de Sindy y Rush y ellas también se enfrentaron a un enemigo mortal. Así, como en La Sauna realidad y fantasía se suelen mezclar, quiso el Terrible 25 un día de julio llegar. Y a su paso solo quedó la desolación y una profunda pena negra en cada corazón. En aquel 2013, un día antes apareció y con crueldad y fatalidad hermosas vidas se llevó. Pero aquella solo fue una advertencia de lo que las aguardaba y las muchachas nunca creyeron que realmente era a ellas a quienes buscaba. No tardó, sin embargo, en llegar el fatal destino, pues fue al día siguiente cuando se presentó ante ellas su nuevo enemigo.

Es el Terrible 25 un desorden sin cuerpo ni cara, así que causó el caos con forma de llamas. Estaban las dos amigas en La Sauna encerradas cuando aquel pequeño fuego se propagó en violentas llamaradas. Sin salida ni refugio al que acudir, no les quedó más remedio que contemplar impotentes cómo se propagaba el incendio. Pudieron llegar a sentir el hedor de la muerte, pero la portadora de la guadaña no tuvo tanta suerte.

Una pequeña hadita ante ellas se presentó y, abriendo un portal a otro mundo, del fuego las salvó.

Y ahora dejaremos a la imaginación del lector decidir cuál de ellas era Bruja de la Luz y cuál Bruja de la Oscuridad. Puede que en otro tiempo os mostremos el test que realizaron para saberlo; hoy os dejamos con una página del cuaderno de magia de esas brujitas que ya tenían alma de escritoras por aquel entonces. Una de ellas dibujó con fidelidad La Sauna en llamas como podrás admirar. Así quizás comprendas en esta primera crónica que lo que La Sauna tiene de Sauna, también lo tiene de congelador. Y que en este territorio hostil y maravilloso, nada es lo que debería ser.

Cuadernos de magia de Sindy y Rush - Página 4: El Terrible 25


Eternamente perdida, eternamente encontrada, esta historia yacerá por siempre en La Sauna.
Aquí se termina esta primera entrada de la sección Crónicas de La Sauna; ¡esperamos que la hayáis disfrutado!

Las páginas que os acabamos de mostrar contienen ciertas faltas de ortografía que se deben, si nos hemos fijado bien, a roces con el gallego. Porque en gallego “hay” se escribe “hai” y aunque “huida” no exista en gallego, esa combinación de vocales se acentuaría. Como veis, no nos gustan nada las faltas de ortografía, pero todos en nuestro momento las cometimos y las podemos volver a cometer. Lo ideal es tener un corrector que las detecte antes de que tus ojos se derritan con aberraciones que no vamos a ejemplificar :).

Las referencias al día anterior del Terrible 25 se corresponden con el 24/07/13, día en el que, como os sonará o recordaréis los que sois de España, sucedió el accidente de Angrois. Os dejamos el vídeo de una canción preciosa compuesta en homenaje a las víctimas y a los voluntarios que ayudaron ese trágico día.



El 24 de julio de cada año (sin contar en el 2013, en el que, evidentemente, hicieron una excepción) se echan fuegos artificiales junto a la catedral de Santiago de Compostela. Sindy tuvo la oportunidad de ir este año y esto es lo que tiene que decir al respecto:

Sindy: había muchísima gente y vi los fuegos bien porque me senté al borde del abismo prácticamente (unos 30 cm como mucho me separaban de una caída de 2-3 metros del suelo, pero como yo, estaban muchos). Os dejo aquí una imagen de los fuegos y la catedral al lado. Es una pena que esté llena de andamios, pero cuando terminen de limpiarla estará como nueva ^^.


Y aquí tenéis una foto (amabas sacadas por mí) de la catedral en la oscuridad (el efecto se lo puse para que saliera mejor).


¡Tened una muy buena semana! ❤
Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

23 de julio de 2017

Consejo #1 - Escribe y disfruta

¡Hola, escritores!
Habéis leído bien, hoy mi entrada va de escritores ^^.
Tal vez recordéis la iniciativa de Seamos Escritores que Cele, de Nunca cierres la puerta, y yo creamos hace bastantes meses. La iniciativa en sí era un poco ambiciosa, pero su espíritu sigue en nosotras así que por mi parte he decidido crear estas entradas (no sé si agruparlas como sección del blog) para compartir mi experiencia como escritora. No os voy a hablar como una profesional experta en el tema porque no lo soy, os voy a hablar desde mi experiencia que tal vez sea la que muchos tenéis. Lo que pasa es que a veces no nos paramos a reflexionar en lo que aprendemos y después cometemos los mismos errores sin darnos cuenta (experiencia propia).

Creo que estos consejos pueden serviros desde a los que os habéis (hemos) planteado alguna vez el reto de escribir una novela hasta a los que escribís (escribimos) entradas y mantenéis un blog. La esencia es la misma; tener algo que contar y contarlo.

Como este es el primer consejo, voy a aprovechar para explicar lo que os podéis encontrar al leer este y los próximos consejos. En primer lugar, no van a ir por un orden concreto y, desde luego, acepto sugerencias; los iré escribiendo según lo que me apetezca contaros o según en lo que haya estado reflexionando. Después, en principio son unas entradas que me encargaré de escribir yo, aunque no descarto alguna participación de Rush en el futuro (lo que pasa es que de las dos, yo soy la reflexiva de la escritura ^^). Por ahora no tendrán una periodicidad concreta, pero como sobre la escritura llevo reflexionando desde hace años, son entradas que me resultan fáciles de escribir así que espero que sean frecuentes.

Espero que disfrutéis de estos consejos, que mi experiencia os sirva a vosotros y que compartáis la vuestra siempre que queráis.

Ahora ¡vamos con el consejo #1!

¿Qué es escribir? Además de juntar letras que tengan alguna clase de sentido sobre el papel, he llegado a la conclusión de que escribir puede cambiar de significado según el momento de la vida en el que te encuentres. Escribir puede ser desahogarse, ilusionarse, emocionarse, superarse, atreverse, comunicarse... Puede ser eso y mucho más, así que creo que de forma general podemos considerar que escribir es una evolución en todos los sentidos.

La escritura ha estado conmigo desde los 7 años, cuando aún no era consciente de que escribir poemitas en una libreta, aunque solo fuera porque me gustaba hacer rimas, era escribir. A veces escribir nace de la propia necesidad de la persona de expresar lo que lleva dentro. En mi caso, como os habréis dado cuenta, escribía sin ser consciente de que escribía. Recuerdo que con 9 y 10 años escribía periódicos de clase, pero para mí era hacer periódicos; aunque escribía noticias de clase (creo, tendría que echarles un vistazo jaja), yo no lo veía como escribir, sino como todo el proceso de doblar y grapar los folios y poner el título para, después de escribir el contenido, dejarlos en clase. Yo ya supe desde pequeña que escribía bien, porque eso era lo que me decían los profesores, pero no fue hasta los 11 años (poco después de conocer a Rush) que comprendí que me gustaba escribir y que además escribía.

Os cuento todo esto para que veáis cómo escribir es una evolución. En mi caso, casi escribo desde siempre, pero a cada uno le llega ese deseo de escribir en cualquier momento de su vida. De la misma forma, si os dais cuenta de que de repente habéis pasado de escribir historias de aventura a escribir poemas de amor, por ejemplo, es normal. Porque escribir es algo muy íntimo en lo que nuestra vida personal influye muchísimo. ¿Nunca os habéis preguntado cuánto de los escritores hay en sus libros? Pues yo he llegado a la conclusión de que, de alguna forma, todo el libro está compuesto por fragmentos de su escritor. Aunque haya personajes que contradigan su pensamiento, aunque la historia no tenga nada que ver con su autor; es el escritor el que decide describir o no un jarrón o hacer que la historia tenga un final feliz o un final trágico.

Con esta introducción a la escritura, quiero que sepáis que todo lo que escribáis os pertenecerá. Los mundos, los personajes, incluso si se trata de fan-fics, una vez que pasan por vuestras manos podéis modelarlos como más os guste.

A veces me pasa que no me atrevo a ponerme a escribir porque tengo la sensación de que lo que escriba no va a valer la pena, pero es que ¡es peor si no escribo! La inspiración rara vez llega volando por sí sola, hay que ir en su busca. Puede ser que si me pongo a escribir, escriba algo que no me convenza, pero por lo menos ya tengo algo por dónde tirar. Porque suelo pretender que lo que escriba la primera vez sea lo definitivo, sin necesidad de modificar casi nada. Y ese es un error que nos pasa a menudo. No sé sería necesario hacer una entrada al respecto o con esto basta, pero aquí va algo importante: todo escritor es también editor, pero primero trabaja el escritor y después ya llegará el editor. Puede que a alguien le funcione ir editando al mismo tiempo que escribe, sin embargo no es lo habitual y lo que hace es retrasar el ritmo o, lo que me ha pasado a mí, bloquearme y quitarme las ganas de escribir.

Queridos escritores, para mí no existe el bloqueo del escritor por dos motivos; si la historia está planeada no hay forma de bloquearse, y si nos bloqueamos escribiendo muchas veces es porque el editor que llevamos dentro no nos deja escribir ese primer borrador con los errores que nos merecemos cometer en ese primer intento.

En mis anteriores libros no hice un primer borrador, sino que escribí la historia y la edité en base a lo que tenía, sin pensar que a lo mejor tenía que modificar lo que había escrito de forma más profunda. Principalmente esto se debió a que los escribí para participar en el concurso Jordi Sierra i Fabra y no tenía todo el tiempo del mundo para escribir y reescribir. Este año, sin embargo, es el último que puedo participar y quiero hacerlo bien. Sinceramente no sé qué va a salir porque estoy utilizando un narrador que nunca utilizo, pero es el que me ha pedido la historia, así que tengo fe en que es lo que la historia necestia ^^.

Así que, el consejo que os doy es que, sea como sea, os pongáis a escribir sin miedo. Podéis tener miedo a que no os quede como queréis que quede, pero no podéis olvidar que solo si lo escribís podréis mejorar. Si la idea se queda en vuestra cabeza es como si no existiera y a escribir se aprende escribiendo. Difícilmente os saldrán obras maestras de lo primero que escribáis, pero podéis aprender mucho. Yo aprendí cosas fundamentales sobre mi escritura escribiendo los tres libros (de los cuales solo salvo el último) que he escrito. El primero solo se lo enseñaría a mis amigos, el segundo me da miedo incluso a mí leerlo y el tercero podría dar bastante más de sí. En el momento quería que me quedaran genial y cuando los terminé estaba muy orgullosa; y lo sigo estando, solo que desde el momento en el que puse el punto y final analicé todo en lo que podía mejorar y estoy intentando aplicarlo a este nuevo proyecto. Y cuando termine este libro también buscaré por donde mejorarlo y espero que de ahí salga el siguiente, y el siguiente más...

¿Os gusta escribir? Escribid. Podéis hacerlo para vosotros mismos, podéis compartirlo con los demás, pero escribid sin miedo.

Y disfrutad. Yo disfruto muchísimo cuando me pongo a escribir, el problemilla que tengo es que me cuesta ponerme. Pero cuando me pongo puedo pasarme dos horas tecleando o deslizando el boli dejando fluir mi imaginación.

Photo by Aidan Meyer on Unsplash

Porque cada uno tiene sus razones para escribir y sus motivaciones en cada momento de su vida, solo hace falta encontrarlas.

Escribid y disfrutad, es lo único que necesitáis para llegar hasta el punto y final de aquello en lo que estéis trabajando.

Simplemente escribid lo que necesitéis escribir en cada momento ^^.
Quería comentaros también que adoro escribir este tipo de entradas porque me motivan y tengo la esperanza de que lleguen a motivar también a alguien más. Si os interesa, a partir de una entrada de Abracadabrantes empecé a intentar tener fe en mis historias de forma consciente. De esta forma escribir se ha vuelto más gratificante .

¿Hay algún tema en concreto que os gustaría tratar en estos consejos? ¿Habéis sacado alguna conclusión con estas palabras?
Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

16 de julio de 2017

Leyendas de Irlanda

¡Hola de nuevo, lectores!

El año pasado, para educación física, tuvimos que hacer un trabajo de expresión corporal que se trataba de un baile con una temática. En mi grupo decidimos centrarnos en la cultura irlandesa y en su rica mitología. Dividimos el baile en dos partes, representando diversos seres mitológicos en la primera (yo hice el papel de banshee) y bailando todos juntos en la segunda. Probablemente estaréis pensando que por qué os cuento todo esto, pero pronto veréis a dónde quiero llegar.

Pues bien, para la primera parte buscamos (o más bien “busqué”, pero eso es otro tema), algunas leyendas y mitos irlandeses, así como información sobre ciertos personajes de esta cultura. En concreto, hubo una historia que me gustó bastante, y hoy os la traigo (claro que contada a mi manera, no la encontré así). Y aquí la tenéis:



El alegre juglar saltaba los adoquines de la calle seguido por numerosos niños, que ansiaban escuchar una de sus historias. El hombre reía, animando a la gente reunida en aquel bullicioso mercado. Pero no tardó en hacerse el silencio. Ya tenía a su público atento, y el juglar no dudó en comenzar con su relato:

“Acercaos, curiosos, venid a escuchar, que tengo una historia que os va a encantar. Trata de un hombre con mucha perspicacia, casi tan grande como sus múltiples gracias. Adora el placer de fumar en pipa, pero su verdadero pasatiempo es la zapatería. Por eso sus zapatos son tan elegantes, siempre adornados con hebillas gigantes. Sobre el rojo cabello un sombrero de alta copa, del mismo color que sus verdes ropas. Sin embargo, y aunque no lo parezca, mentí al llamarlo “hombre”, ya que estas curiosas criaturas poseen otro nombre. Es en verdad un Leprechaun el protagonista de este relato, y creedme, damas y caballeros, que son unos pequeñines muy avaros.

>>Así pues, estaba el Leprechaun en un bosquecillo, fingiendo decoro, encargándose de la delicada tarea de contar su precioso oro. Tan absorto estaba que tardó en percatarse de la curiosa mirada del granjero que observaba su hazaña. Así fue como nuestro pequeño amigo fue atrapado por aquel desconocido. Avaricioso, obligó al Leprechaun a hablar, y así el paradero del resto del tesoro poder averiguar. “Debajo de este arbusto lo he enterrado, y ahora déjeme libre, que la verdad he contado”, contestó el Leprechaun. Para diferenciarlo del resto de arbustos, colocó uno de sus calcetines rojos, que, sobre las hojas, destacaba a sus ojos. “De irte eres libre si no mueves el calcetín y prometes tampoco llevarte el enterrado botín”, y el Leprechaun cumplió su palabra mientras el granjero iba a buscar su pala. Pero cometió el error de subestimar a un Leprechaun astuto, ya que, cuando volvió con su pala, había cientos de calcetines iguales sobre todos los arbustos.

>>Y aquí, mi estimado público, termina este cuento, y haréis bien en creer lo que digo, porque no os miento. Si con un Leprechaun os topáis, no intentéis robar su dinero, ya que será inevitable acabar siendo engañados como el codicioso granjero.”

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

9 de julio de 2017

El cántico del Silencio

Oh, poderoso Silencio. Tú, que nos amparas, eres el refugio de nuestras almas, donde guardamos nuestro verdadero ser. Siempre estás presente, aun cuando no somos capaces de percibirte, y ni siquiera somos quien de agradecértelo, porque tú eres grandioso, Silencio. Porque solo tú tienes el poder de escondernos, de mostrarnos al mundo y de acompañarnos incluso cuando estamos solos.

Eres el mejor e inigualable escudo que nos protege ante aquellos que intentan arrebatarnos nuestros más profundos secretos. Así, creces en el interior de cada uno cuando nos hallamos entre enemigos, y nos previenes entre desconocidos.

Pero, del mismo modo que nos permites encerrarnos en nosotros mismos, también nos muestras tal y como somos, porque guardas nuestras almas como un tesoro en una caja fuerte, y solo tú posees la llave. De este modo, el Silencio entre amigos es la más fiel muestra de confianza, porque no intenta esconder nuestros secretos, sino indicar que no hay más secretos que contar.

Y ¿qué sería de este mundo si no existieses? Sin ti, Silencio, no habría confianza, ni intimidad, ni secretos. Solo un mundo caótico y desorientado. Por todo esto, te doy las gracias. Gracias por existir. Gracias por vigilar este mundo sin sentido y crear en él cierto orden. Y, sobre todo, gracias por dar tu magia al halo rosado de aquella estrella, que expande su luz brillante por la inmensidad del universo.

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

2 de julio de 2017

Afrodita y otras historias

¡Hola queridos lectores!
¿Quién se iba a imaginar que Rush y yo nos las arreglaríamos para llenar el verano con cosas para hacer? Pues lo hemos hecho, pero para Tardes de Fantasía siempre sacamos un ratito ^^.


Hoy os quería deleitar con unos versos y una historia. Los versos no me pertenecen, pero la historia sí.

"Un día como otro cualquiera, Sindy (yo, la escritora, no la brujita) entró en su aula. Era un día normal, no parecía que fuese a suceder nada especial y, entonces, al sentarse en su mesa verde de siempre, encontró en el pupitre un folio que no debería estar allí. Lo cogió con cautela, sin saber muy bien qué esperarse, aunque desde luego, lo que vio escrito en el papel no podría haberlo imaginado. Inmortal Afrodita, la florida... Así empezaba el poema que alguien había escrito y había dejado olvidado en su pupitre. Lo más lógico era que cualquier alumno que diese una asignatura como cultura clásica o algo por el estilo hubiese anotado aquellos versos y no hubiese recordado coger el folio. Pero este suceso hizo pensar a Sindy que habría sido bonito que alguien hubiese compuesto unos versos y los hubiese colocado allí para que otra persona los encontrase. Sería un bonito gesto, ¿a que sí? Por si el dueño de aquel folio recordaba lo que había olvidado en ese pupitre verde, Sindy dejó el poema allí hasta final de curso. Viendo que nadie reclamaba aquellos versos, consideró que podía proclamarse su legítima dueña y se los llevó. Cuál fue su sorpresa al investigar un poco cuando descubrió que el poema pertenecía a la mismísima Safo.
Los versos eran hermosos, pero sobre todo le acababan de abrir la mente a un nuevo mundo de posibilidades. Porque aunque creamos que hay cosas que solo suceden en los libros, hay otras muchas que no suceden en los libros hasta que suceden en la realidad."


La historia que os acabo de contar me pasó de verdad y estos son los versos que me encontré:

Inmortal Afrodita, la florida,
artera hija de Zeus, te lo suplico,
no atormenten mi espíritu, señora,
penas ni angustias.

Mas ven aquí, como también antaño
unciste tu áureo carro y de la casa
de tu padre saliste al escuchar
mi voz lejana;

Llevábante unos ágiles gorriones
hacia la negra tierra desde el cielo
y el veloz movimiento de sus alas
pronto te trajo;

Y tú, bendita diosa, sonreías
con tu faz inmortal y preguntabas
qué me ocurre otra vez, por qué de nuevo
vuelvo a invocarte.

Y qué es lo que deseo que suceda
a mi alma loca. "¿A quién persuadir debo*
a que  acepte tu amor? ¿Quién mal
contigo, Safo, se porta?

Porque, si hoy huye, pronto irá tras ti;
si regalos no acepta, los hará;
y, si hoy no te ama, pronto te amará 
aunque no quiera".

Ven también ahora a mí, de mis congojas
crueles sálvame y haz lo que mi ánimo
cumplido quiere ver y así tú misma
sé mi aliada.

*Esta palabra que aparece en este pdf en el que he encontrado el poema en Internet no aparecía en la hoja de mi pupitre.


¿Os han gustado los versos? ¿Os gustaría encontraros algo así debajo de vuestras mesas?
Siempre podéis ser vosotros los que dejéis versos y escritos para que alguien los encuentre y se deleite con ellos ^^
Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

25 de junio de 2017

X Jornada de Clubs de Lectura

¡Hola, lectores de fantasía!

¿Sabéis lo que sucedió el sábado 17 de junio? Pues que se realizó nada más y nada menos que la X Jornada de Clubs de Lectura de Galicia. Es decir, hace diez años que se fomentan los clubs de lectura en los institutos de Galicia y para celebrarlo, como cada año se reúnen solo los profesores para intercambiar ideas y aprender a mejorar unos de otros, en esta ocasión los miembros lectores también fuimos invitados.

Y fue… MA - RA - VI - LLO - SO.

Más que nada porque no sabíamos qué esperarnos y lo que nos encontramos nos encantó. Así que queremos compartir la experiencia con vosotros.

Imagen de Edu xunta

Aprovecho para deciros que yo, Sindy, estoy escribiendo la entrada porque Rush está de viaje, pero me ha dejado lo que quiere que ponga en su nombre ;)

Al llegar nos entregaron unos identificadores y una mochila con el programa de la jornada, un plano del lugar, una visera, una libretita y un lápiz. El lema del encuentro era “Somérxete!!!” (sumérgete) así que había photocalls con esa temática.

  

Nos fascinó la actuación del grupo Pistacatro, que representó algo así como el mundo de los libros, en el que mientras uno de los actores (no sé si eran actores o equilibristas o algo así, pero lo hicieron genial :) estaba leyendo, los demás representaban la historia que estaba leyendo y era como si el lector terminase envuelto en la propia historia.

Aquí tenéis un enlace a un vídeo de parte de la actuación. No se aprecia como en directo, pero así os podéis hacer una idea de cómo era. 

Creo que actuaron más veces a lo largo de la jornada, pero no tuvimos ocasión de verlos porque estuvimos muy ocupadas. Por otro lado, andaban por ahí disfrazados de mimos o payasos y se encargaban de dar indicaciones. A mí, por ejemplo, uno que parecía un payaso me entrevistó con un bolo como micrófono. En especial me gustó cruzarme con una mujer que iba en zancos y llevaba varios globos en la mano.


A continuación se le entregó el Premio de los Clubs de Lectura a Miguelanxo Prado, nada más y nada menos que el diseñador de la figura de Xabarín 💘 (de Xabarín Club, en el que se resume nuestra infancia de televisión).


Después Óscar López, el presentador de Página 2, estuvo haciendo con nosotros una especie de taller en el que vimos cómo se podría hacer un programa de televisión sobre libros. Cinco miembros de cinco clubs de lectura (entre ellos una amiga nuestra) lo acompañaron en el escenario. La escritora Ledicia Costas y la booktuber Violeta Moon colaboraron en la actividad. Además, un cámara nos explicó los diversos planos entre los que se podía optar para grabar a una persona. Fue muy entretenido.




Las imágenes son de Edu xunta, donde podréis encontrar más información sobre el evento.

A las doce teníamos un taller de “Cómo escribir un relato de misterio” con Miguel Anxo Fernández, pero poco antes nos dieron algo para comer. Tuvimos un pequeño percance porque entendimos que teníamos media hora para comer lo que nos habían dado, pero como la charla con Óscar López duró un poco más de lo que debería, los talleres no se aplazaron como creíamos, sino que empezaron a las doce igual. Fue uno de los actores de Pistacatro el que nos dijo que los talleres ya habían empezado y, claro, nosotras y un amigo que también iba a ese taller nos echamos a correr y subimos por las primeras escaleras que encontramos (porque el taller era en la planta de arriba). Pero terminamos llegando a un pasillo oscuro en el que estaban los camerinos de los escritores y demás personas de relevancia (como Óscar López). Así que como ya íbamos con retraso, nos desesperamos aún más.


Imagen de Edu xunta

Al final llegamos a la habitación en la que se impartía el taller diez minutos tarde, pero el taller estuvo muy bien y tampoco nos perdimos tanto. Entre otras cosas, descubrimos qué era el Macguffin y Miguel Anxo nos explicó cómo se organizaba él para escribir y de dónde sacaba muchas veces la imaginación el escritor. Fue muy interesante y tomamos muchas notas de todo lo que decía. Me llamó la atención la historia sobre el título de uno de sus libros, Un dente sen cadáver (un diente sin cadáver), porque resulta que cuando se lo dijo a los de la editorial, estos le recomendaron poner Un cadáver sen dente, pero él, con mucha razón, argumentó que al lector le llamaría más un libro titulado Un dente sen cadáver.



Tras este taller, Rush y yo nos separamos. Ella fue al taller de cómic manga y aquí os dejo con su opinión:

Rush: Estaba dirigido por un grupo de estudiantes de un instituto de Ferrol, que nos hablaron de los diferentes tipos de manga según su temática, nos propusieron dos juegos y respondieron a toda clase de preguntas sobre manga y anime que les planteamos. Aunque no estaba tan preparado como el de misterio, me encantó. Puede que, al ser todos más o menos de la misma edad, resultase, más que una charla, una conversación entre amigos. Además, consiguieron que nos lo pasáramos bien y nos riéramos muchísimo, y eso tiene mucho mérito.

Yo estuve en el taller de literatura transmedia, con Fran Alonso (escritor que me pareció muy simpático a pesar de ser el autor de un libro de poemas que Rush no guarda con demasiado cariño en el corazón).


Imagen de Edu xunta

Sindy: Fran Alonso nos explicó la diferencia entre literatura transmedia (como puede ser la adaptación de un libro al cine, siendo fieles al libro) y la literatura crossmedia (que consiste en ampliar o desarrollar una idea en distintos medios, por ejemplo basarse en un libro para hacer una película pero hacer una película diferente al libro). Me gustó mucho que como característica de la e-lit o literatura digital (aquella que nace ya pensada para Internet) destacara que el lector interactúa con ella. Eso me hizo pensar que en un blog esto sucede; además de lo que se escriba se puede enriquecer el texto con imágenes, vídeos o audios (de ahí que este tipo de literatura se llame enriquecida o extendida). Y espero no haberos liado con tantos términos diferentes, pero a mí me resultó muy interesante descubrir que cada tipo de literatura tiene un nombre.

Creo que llegados a este punto tengo que resaltar que me dio la sensación de que a todos (desde Óscar López hasta Fran Alonso) les interesaba que los lectores nos convirtiésemos en booktubers gallegos. Lo digo porque con Óscar vimos los planos de cámara que se pueden usar, además de que Violeta Moon fue como invitada, y Fran Alonso ya fue más directo y nos explicó que seríamos pioneros porque, es cierto, apenas hay booktubers de literatura gallega.
Aquí tenéis un vídeo en el que explica de forma cómica los errores habituales a la hora de grabar esta clase de vídeos:


Yo la verdad me lo planteé, pero solo pensar en tener que comprar una cámara, un micrófono, encontrar un lugar adecuado y que tendría que compaginarlo con 2º de bachillerato (lo cual me parece imposible) si empezase ahora… Pues quita las ganas; además de que ni Rush ni yo estamos hechas para hablar delante de una cámara. Pero esperemos que alguno de los asistentes a los talleres se anime, porque sería muy bonito (para mí por lo menos) encontrarme con reseñas en gallego sobre libros gallegos, porque ¡no hay!


Bien, sobre la comida no hay mucho que decir. Tuvimos que hacer cola durante mucho tiempo al sol, pero la comida estaba deliciosa. Además, junto a todo lo que nos dieron al llegar había cupones para comprar la comida, así que no tuvimos que pagar.


Y después nos reunimos unos cinco clubs de lectura para hablar sobre nuestra experiencia en el club. Me llamó la atención que muchos clubs de lectura utilizaban los recreos para hacer sus reuniones, porque nosotros solemos quedar una tarde al mes. Y en especial nos espantó bastante que en un club de lectura tuviesen que hacer un trabajo sobre cada capítulo que leían; ¡nosotras no teníamos apenas tiempo de leer el libro para la reunión como para hacer un trabajo por capítulo!


El último escritor con el que estuvimos fue… ¡César Mallorquí! Su charla se titulaba “Elogio de la mala literatura” y básicamente quiso hacer comprender a los adultos que no debían privar a los jóvenes de leer, aunque fuese mala literatura. Marcó la diferencia entre mala literatura y libros que transmitiesen ideas perjudiciales, que son cosas distintas que no tienen nada que ver. Tal y como me ha dejado escrito Rush, César Mallorquí le pareció majísimo pero ella no está de acuerdo con muchas de las cosas que dijo sobre ese tema en concreto; porque la concepción de lo que es “mala literatura” cambia según las personas y los criterios que se usan pueden ser muy diferentes, así que es algo muy subjetivo. Yo aquí, más bien, creo que César Mallorquí usó como referencia los criterios generales que usa la crítica para valorar un libro. No recuerdo cuáles eran, pero estaban desde la complejidad de la escritura hasta la historia en sí, si no me equivoco. Así que por mi parte me quedo con que un libro “malo” (no sé, simplón, un poco absurdo, con una escritura que deja qué desear) puede acabar llevando a libros increíbles y que lo importante es empezar a leer, el tiempo nos formará como lectores.


 Imagen de Edu xunta

Y, como el propio escritor, remarco que hay que diferenciar entre un libro “malo” y un libro que transmite ideas inadecuadas.


Para terminar, Xabier Díaz y las Adufeiras de Salitre nos deleitaron con su música. ¡Tocaron algo mientras nos íbamos y todo!

Aquí tenéis un vídeo cortito hacia el final de la actuación.

También hubo un intercambio de libros (tú dejabas uno para siempre y cogías otro). Como dijo un amigo, era la oportunidad perfecta para deshacerte de algún libro que no te gustara. Yo intercambié dos libros (uno al que le guardaba algo de rabia y otro que era una recopilación de los relatos ganadores de un concurso, entre los que había uno mío ^^) y conseguí estos dos increíbles libros:


Es importante decir que todos los demás libros que quedaban para intercambiar (porque hicimos el intercambio al final) eran infantiles o poco apetecibles. Tuve la suerte de que una profesora de mi instituto llevó esos dos libros para cambiarlos y yo, por mi parte, los intercambié por los míos.


Así que fue una experiencia maravillosa que nos encantaría repetir.


Aprovecho el final de la entrada para aclarar que últimamente estamos publicando entrada los domingos por falta de tiempo, porque el día que decidimos publicar era los sábados. Pero ahora que hemos terminado el curso ya nos podemos poner a responder los hermosos comentarios que nos habéis dejado, a preparar las entradas con tiempo y a visitar vuestros blogs.

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

18 de junio de 2017

¡Dos años de Tardes de Fantasía!

¡Hola, queridos lectores de Tardes de Fantasía!

Hoy es 18 de junio, el mismo día en el que hace dos años publicábamos nuestra primera entrada. Y el mismo día en el que el año pasado nos decidimos a ser más activas y hacer llegar este preciado rincón a muchas más personas. Sí, lo habéis adivinado, ¡¡¡nuestro blog cumple dos años!!!


Tenemos que admitir que no sabíamos muy bien cómo celebrarlo porque nos ha coincidido justo con los últimos exámenes y no hemos tenido mucho tiempo para idear nada (ni responder a todos los comentarios)… Pero algo teníamos que hacer por este día tan especial, así que ¡allá vamos!

Tardes de Fantasía nació para compartir nuestras historias entre nosotras y con el tiempo ha evolucionado a lo que es ahora. Hemos conocido a muchas personitas encantadoras, nuestro número de lectores ha aumentado (¡hemos pasado de los 100 seguidores!), hemos creado nuevas secciones y, sobre todo, hemos escrito mucho. Pero centrándonos en nuestras nuevas secciones, en las últimas semanas ha surgido una que esperamos llegue a muchas personas más. Se trata de una sección que aunque nace en nuestro blog, pertenece a todos los que participan en ella.

Sí amigos, estamos hablando del Gremio de los Escritores, hogar de los creadores de historias y refugio de las almas libres, como nos gusta decir. Todo aquel que esté dispuesto a escribir y a difundir literatura, propia o de otros (reconociendo su autoría, claro) es bien recibido en el Gremio; porque esta es su finalidad. ¿Sabéis? Los escritores suelen nutrirse de lo que leen y hoy en día hay textos muy inspiradores perdidos por Internet. Historias perdidas… Historias que nunca serán contadas… Eso debería cambiar. Si algo queremos que caracterice a nuestro apreciado Gremio, es que la imaginación fluya, vuele y dance hasta superar límites insospechados, ya sea a través del realismo, la fantasía, los sentimientos en estado puro o cualquier forma que adopten las palabras.

Concretamente en nuestro blog, a lo largo de estos dos años han ido surgiendo distintos tipos de entradas, como los Cantos a la naturaleza de Sindy, o nuestro Tiempo de reflexión, del que últimamente se encarga más Rush. Y ahora, a sus dos años, queremos incluir una nueva sección, que en realidad surgió hace bastante tiempo pero que habíamos dejado medio de lado. Esta sección se llamará “Crónicas de la Sauna” y, aunque no lo parezca, guarda relación con el Gremio. Porque su función será la de compartir nuestras verdaderas Tardes de Fantasía, unas historias perdidas en un lugar terrible llamado “La Sauna”.

Y si nos hemos atrevido por fin a organizar esta sección es porque de esas Tardes de Fantasía suelen surgir nuestras mejores historias. Así que a partir de ahora, cuando veáis alguna de nuestras entradas encabezada por CdlS, ya sabéis que os encontraréis con una historia extremadamente diferente a lo que hayáis leído últimamente.

Continuando con lo de las historias perdidas, Crónicas de la Sauna nos va a permitir contar las leyendas más secretas que se guardan en el Gremio. Imaginadlo, una construcción aún sin determinar en un lugar por decidir (la sede del Gremio) donde las Maestras se reúnen para escribir en libros antiguos leyendas que solo ellas conocen… 


Bueno, después de esta amplia introducción, queremos hacer referencia a dos de nuestras historias conjuntas más queridas: La Aurora de los lobos y Sindy y Rush; descubriendo a dos brujas.

El año pasado, en la entrada en la que celebrábamos nuestro primer añito, comunicamos que íbamos a compartir en el blog ambas historias que, como habréis podido observar, hemos dejado de compartir (aunque podéis seguir encontrando las entradas que publicamos). Este último hecho, por supuesto, tiene su conveniente explicación.

En primer lugar, la historia sobre Sindy y Rush (los personajes por los que nos pusimos estos nombres) no la teníamos completamente desarrollada y como escribir dos historias a la vez nos suponía un esfuerzo inmenso, decidimos aplazarla para poder sacarle todo el partido que se merece. Así que por ahora el proyecto está en desarrollo y en el futuro tenemos pensado retomarlo, por supuesto. Creemos que dejar las historias a medias es muy cruel.


Por otro lado está La Aurora de los lobos, que sí teníamos intención de compartir hasta el final. Lo que sucedió fue que aunque nosotras éramos constantes publicando las entradas, el número de lectores decayó hasta que dejamos de recibir comentarios en las entradas relacionadas con la historia. Y claro, nosotras estábamos en 1º de bachillerato y era agotador esforzarnos en tener bastantes más capítulos escritos de los que llevábamos publicados, además de preparar las entradas, sin saber a ciencia cierta si alguien estaba leyendo la historia. Y por eso llegó un momento en el que sencillamente nos centramos en escribir otro tipo de entradas que suponían menos esfuerzo y, a juzgar por los comentarios, leían más personas.


Con esto queremos explicar los motivos que nos llevaron a no publicar nada más sobre ambas historias, por si a alguien le había llamado la atención. Sin duda terminaremos de escribirlas, pero por ahora tenemos otras prioridades y si además no vemos demasiado interés por parte de los lectores, preferimos dedicarles tiempo cuando estemos más libres de estudios y de proyectos.

Este verano, como los dos anteriores, tenemos intención de participar en el concurso literario Jordi Sierra i Fabra para menores de edad. Es nuestro último año, así que ¡nos vamos a esforzar más que nunca! Las entradas seguirán siendo semanales como en los últimos meses, aunque cabe la posibilidad de que en verano tengamos tiempo de publicar alguna más entre semana (eso ya se verá ;).


Llegados hasta aquí, creemos que es el momento de agradeceros a todos los que nos leéis que nos hayáis apoyado para llegar hasta aquí. Este último año nos habéis escrito comentarios preciosos y nos habéis dado ideas fantásticas para escribir; tanto es así que todavía tenemos algunos retos pendientes por cumplir. Tardes de Fantasía es lo que es gracias a vosotros, a los que habéis leído nuestras historias, a los que habéis hecho crecer al blog con vuestros comentarios o siguiéndonos, a los que estáis aquí desde el principio, los que acabáis de llegar y los que llegaréis más adelante.

Tardes de Fantasía es un rincón donde la magia fluye porque vosotros la guiáis; porque una historia tiene dos partes, la del escritor que la escribe y la del lector que la lee.

Nosotras seguiremos aquí deseando compartir mucha más fantasía, ¿os quedáis con nosotras?

Como no puede ser de otra forma, nos despedimos avanzando la entrada de la semana que viene: ¡X jornada de los clubs de lectura de Galicia! Ayer vivimos una experiencia única junto a miembros de otros clubs de lectura que queremos compartir con vosotros y vosotras, seres fantásticos que nos acompañáis en nuestras aventuras.









Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share: