29 de diciembre de 2016

La fórmula del tiempo libre: ¿mito o realidad?

¡Hola, lectores!
Una vez terminados los exámenes y trabajos (al menos de momento) por fin tengo tiempo para volver al blog. Y, aunque tenemos muchísimo más tiempo libre, nunca nos faltan cosas que hacer. No sé si a vosotros también os pasa que durante el curso vais ampliando y ampliando vuestra lista de lectura, esperando poder leer todos esos libros durante las vacaciones. Pero, cuando llegan, descubrís que tenéis demasiados libros y muy poco tiempo.

Pero esas semanas a tope de trabajo en el instituto y el hecho de no poder hacer todo lo que tenías previsto para las vacaciones también tiene su lado positivo, y es que da pie a que te preguntes "¿cómo puedo tener más tiempo libre?".
Share:

28 de diciembre de 2016

Di adiós al enfado, porque ahora es el momento


Esa furia que crece y se alza con el poder, que sale victoriosa a costa de ti misma. Esa mezcla de decepción y cansancio; cansancio porque ya estás harta de que siempre sea lo mismo. Harta de que seas la única a la que parezca importarle, o que siempre seas la que más te esfuerzas y más ganas le pones. Y mientras, los demás simplemente pasan. Pasan. Pasan. Es eso, esa forma de pasar de algo que significa tanto para ti. Y ni siquiera es lo más importante de tu vida, pero con tal de aportarte un poco de ilusión y esperanza, ya es importante. Importante y menospreciado. Menospreciado por los que pasan, como si pudiesen pasar de todo toda su vida. Y por eso estás enfadada, molesta y decepcionada con eso que es tan importante para ti y con las personas que deberían haberlo entendido y no lo hicieron.

Sin embargo, de poco sirve sentarse y lamentarse, eso solo te hundirá en la más profunda amargura. No, esta vez no. Porque sabes que volverá a suceder de nuevo y ya estás cansada de sentirte impotente. Solo hay una solución que puede beneficiarte y es seguir adelante. Ahora es cuando puedes y debes demostrar que porque ellos pasen, tú no los imitarás. Ahora es cuando demuestras que hay algo importante para ti y que aunque no puedas llegar hasta ello, seguirás. No te rendirás, pero no por ellos, sino por ti y porque en algún momento ellos comprenderán lo importante que era y solo tú estarás lista para alcanzarlo.

Es normal que sufras, que te enfades, que te sientas impotente.

Es normal que prefieras molestarte y no dirigirle la palabra a nadie en un buen rato.

No es tan normal que pruebes a sorprenderte a ti misma siguiendo adelante a pesar de todo.

Atrévete a no ser tan normal, de vez en cuando sienta bien.


Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

26 de diciembre de 2016

La Aurora de los Lobos - Capítulo 1 (parte 2/3)


Pasado un tiempo, la respiración de Aurora seguía siendo irregular. El ser se percató de que no eran jadeos, sino sollozos. Dando un paso al frente, le tendió una mano para ayudarla a levantarse. La joven alzó la vista y lo miró fijamente, con los ojos anegados en lágrimas y expresión asustada, antes de apartarse bruscamente y seguir llorando, encogida sobre sí misma. El hombre suspiró con cansancio y dejó los ojos en blanco.


—¿Vas a seguir así mucho rato? —se hartó.

—¿Qué? —Aurora se volvió para mirarlo, molesta—. ¿Cómo puedes ser considerado y, un instante después, desagradable?

El joven lanzó una carcajada.

—¿Así que la princesita se nos irrita?

Aurora le dirigió una mirada de odio, lo que provocó la burla de aquel ser.

—Tranquila, preciosa, no hace falta sacar las uñas.

Enfadada, la muchacha se puso en pie y comenzó a alejarse con paso firme, dignamente, de él.

—¿Se puede saber adónde vas? —preguntó con tono aburrido.

—Me voy a casa —le respondió, altanera.

—Me parece perfecto. Solo tengo una duda; ¿cómo piensas hacerlo?

Su tono sarcástico hizo que vacilara, pero siguió caminando.

—Ya encontraré el modo —y, en voz baja, añadió—: espero.

Aurora caminó recto y empezó a contar los pasos. Cuando llegó al número doscientos, alzó la cabeza y se encontró con la interminable oscuridad que intentaba dejar atrás. Respiró hondo para no desesperarse y continuó su trayecto, con una creciente inquietud en el pecho. Su paso firme se transformó en una carrera infinita. El silencio era su único compañero, porque el ser que la seguía no podía considerarse como tal. Solo el sonido del vestido al deslizarse por aquella extraña superficie, mezclado con sus pasos, rompía la calma.

La joven se detuvo en seco y corrió en otra dirección, pero tomase la dirección que tomase, su suerte no iba a cambiar. Aquel lugar era demasiado abstracto como para orientarse o encontrar algo que no fuese oscuridad. Exhaló un leve suspiro y se llevó las manos al corazón.

—No puede ser… —susurró después de haberse detenido.

—Vaya… —la sobresaltó él—, parece que es inútil.

Aurora permaneció de pie, firme pero rota por dentro, sin intención de dedicarle ni una mirada al joven de ojos oscuros y cabello negro. Él se acercó con suavidad y posó sus manos sobre los hombros de la princesa.

—Este lugar… no se parece a nada que hayas visto antes —dijo despacio, y le susurró al oído—: ¿Por qué crees que será?

La joven tragó saliva, pero ya no huyó.

—Vamos, no seas tímida —la invitó al separarse de ella—, ¿por qué nada aquí se parece a tu mundo?

Aurora empezó a comprender.

—Porque ya no estamos en mi mundo… —dijo sin convicción.

Sin embargo, la sonrisa satisfecha de él le hizo temer la veracidad de sus propias palabras. Lo miró con grandes dudas y ojos brillantes por las lágrimas.

—No… —se giró hacia él, suplicante—. Por favor… no…

No fue capaz de continuar.

—Aunque me lo pidas así… Yo no puedo devolverte a tu mundo —dijo con fingido pesar—. Al menos no tan fácilmente…

La princesa le clavó una intensa mirada.

—¿Entonces puedes?

Él levantó una ceja, complacido.

—Pero tal vez no debas volver…

—¡Claro que sí! —se molestó.

El joven suspiró.

—¿Acaso sabes por qué estás aquí? —preguntó con impaciencia―. O más bien… —continuó con una sonrisa maliciosa—… ¿por qué no estás allí?

Aurora desvió la mirada hacia la inmensa negrura que la rodeaba.

―¿Por qué no estoy allí…? —se preguntó más a sí misma que al joven.

Él se rio a carcajadas, pero Aurora no le prestaba atención; estaba perdida en un vago recuerdo, sumida en una melodía de trompetas… que precedía a un efímero pero intenso impacto. Aurora tardó un poco en abrir la boca:

―Estoy… ―comenzó a decir y alzó la cabeza― ...muerta.


Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

24 de diciembre de 2016

Estas Navidades... ¡Tardes de Fantasía!

¡¡Hola lectores!!




¡Ya es Navidad! Esa fecha llena de festejos y comidas familiares... Esos días de ilusión y descanso para el que pueda. ¿Y sabéis por qué es especial la Navidad? No por los regalos, sino porque nosotros decidimos hacerla especial. Decidimos que es el momento perfecto para enviar un mensaje a esa persona que hace tanto que no vemos o el momento perfecto para ir pensando en los propósitos del próximo año.


Nosotras creemos que los días especiales no deberían limitarse a esos días de diciembre que ahora están tan cerca pero dentro de nada estarán demasiado lejos. Ese espíritu de pensar que cada momento puede ser único si nosotras lo queremos es el que da vida a este blog. Porque, como quizás alguno ya sabrá, nuestras "Tardes de Fantasía" existen de verdad, más allá de este blog. Son esas tardes en las que dejamos de ser un conjunto de preocupaciones para ser nosotras mismas.


Pero bueno, es Navidad, y sean los demás días especiales o no (u os guste o no la Navidad), hay que admitir que es la fecha perfecta para mimar un poco el blog.

Ya os avisamos de que teníamos muchos exámenes como para escribir entradas decentes, pero como la literatura forma parte de nosotras estemos dormidas o despiertas, hemos acabado escribiendo un poco. De este modo, tenemos pensado publicar un montón de entradas estos días.

Sindy se ha dejado envolver por los sentimientos de uno de sus proyectos y ha escrito unas entradas deliciosas inspiradas en él.


Rush se dejará ver más en el blog ahora que por fin puede decir que tiene algo de tiempo, con alguna sorpresita preparada.


Juntas tenemos pensado editar las entradas de nuestros relatos para que incluyan imágenes, porque al principio, cuando empezamos Tardes de Fantasía, no se nos ocurrió que una imagen siempre ameniza un texto para leer a ordenador.
Aquí tenéis ya una entrada que después de su cambio de imagen no parece la misma. Es la segunda entrada del blog así que os la damos a leer con mucho cariño:

"El secreto de la luna"

Así que ya sabéis, lectores: estas fiestas dejad un hueco entre villancico y villancico para dejaros caer por nuestro blog. Os estaremos esperando con nuevas sorpresas.



¡Feliz Navidad!

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

4 de diciembre de 2016

Breves palabras para tiempos breves

¡Hola a todos!

¿Y a qué viene esta entrada? Os preguntaréis. Pues básicamente a que, sin exagerar, tengo más exámenes y trabajos por hacer que días que quedan de trimestre, así que no puedo conmigo misma 😅. Estoy haciendo malabarismos con mi tiempo, pero aun así me va a resultar difícil tener tiempo para estudiar y entregar tooodo lo que a los profes se les ocurre mandar en estas fechas.

Por lo tanto, soy consciente de que estamos con la re-publicación de "La Aurora de los lobos". Pero preparar las entradas para el blog (o en este caso editarlas) es algo que siempre hago con mucho cariño y de algún modo me sirve para desconectar. Y, como os estaréis imaginando, no voy a poder desconectar ni aunque lo intente.

"Es esa sensación de que el tiempo se escapa entre tus dedos. Tú haces todo lo posible por atraparlo, por aprovecharlo, pero el tiempo gana y se aleja de ti, dejándote impotente..."
Yo y mis palabras.

Claro, lo peor es ser consciente de que ya no es que no tenga tiempo para mí (que sí, algún minuto de tranquilidad siempre se puede sacar, si no sería espantoso; pero eso, un minuto), es que ya no tengo tiempo de hacer todo lo que tengo que hacer. Por eso quiero ver y veo Tardes de Fantasía como un lugar en el que poder alejarme del turbulento mundo en el que vivimos y no quiero tener esa sensación de estar haciendo las entradas a contrarreloj, cuando debería estar estudiando.

Yo ya sé que me entendéis jaja, pero prefiero explicaros bien cómo están las cosas. Y total no es para tanto que no queda nada para las Navidades, sencillamente no re-publicaremos las 2 o 3 entradas más que teníamos previstas para estas semanas hasta entonces. Pero estas son las semanas fuertes del trimestre y necesito concentrarme.

Por supuesto, Rush está igual, aunque creo que, por cuestión de asignaturas, tiene algún trabajo menos (pero exámenes lo mismo).

Espero que estéis mucho menos agobiados que yo y por si os interesa os dejo el enlace a la entrada de Seamos Escritores. Que, por si no queda claro en la misma, no es tanto como parece :). Y de hecho podéis participar y avisarnos de que estáis muy ocupados, de forma que nosotras os iremos avisando de los avances de la iniciativa y vosotros podréis participar más activamente cuando tengáis más tiempo. Sería algo así como una participación pasiva pero con la facilidad de participar más, más adelante.

Y eso es todo. Os dejo porque mañana tengo dos exámenes.
A ver si consigo sacar un poco de tiempo para los comentarios ^^, que por lo menos a mí siempre me alegran bastante.

Aquí os dejo unas imágenes preciosas (de libre uso) que me he encontrado por ahí:






Besitos y saludos a todos!!

P.D.: Que casi me olvidaba. Como estamos re-publicando las entradas, es posible que no aparezcan en la lista de lectura. ¿Queréis que hagamos también una breve entrada cuando re-publiquemos los capítulos para que no se os pasen?

Por ahora aquí tenéis la primera parte del capítulo 1, revisada y re-publicada.

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share: