Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

El poder de los sueños

Aunque intentó no dormirse, sus ojos inundados de lágrimas, estaba demasiado cansada. Tras aquella discusión había estado llorando durante horas, sintiéndose incapaz de otra cosa. Se había encerrado en su habitación y aovillado sobre la cama, sin siquiera apartar las mantas o cambiado su uniforme escolar por el pijama.
Leila se sintió, de pronto, cansada y sus párpados se tornaron más pesados de lo habitual. Intentó mantener los ojos abiertos. Sabía que si no dormía seguiría llorando toda la noche, pero sería mejor que lo que la aguardaba. Sin poder evitarlo, se sumió en un profundo sueño.

El ser tenebroso

Era una oscura noche, con un cielo repleto de nubes y un viento helado. El bosque se había vuelto tenebroso, los animales se habían refugiado; no se oía más que una furiosa brisa agitando las ramas de los árboles.