Caballero de la Noche

✯ ✯ ✯

A veces se me olvida cómo era sentirte respirar a mi lado. Me regalaste un para siempre y yo me lo creí, porque mi corazón latía con fuerza cada vez que te veía y te regalaba mil para siempres con cada uno de sus saltos de alegría. El recuerdo de tus ojos, verde intenso, me asalta cada noche; a veces tan fugaz que temo no volver a verlo, a veces tan intenso que mi corazón se encoge de terror.

Hace frío en esta jaula de piedra a la que me has condenado. La nieve entra por la ventana las noches de invierno y alguna vez he oído su voz susurrándome: “¿es este tu destino, caballero?” Quiero responderle que es el destino que tú me regalaste, pero mis pensamientos se pierden en el infinito antes de convertirse en palabras audibles.

Un vestido malva cubría tu pálida piel y decorabas tu cabello con las flores silvestres que crecían junto a los muros del castillo. Te vi sonriente y no pude evitar acercarme, entonces tu sonrisa se volvió tristeza y no pude evitar consolarte. Me hablaste de tu maldición y ya no quise abandonarte: aunque no pudiese romperla, podía tratar de volverla soportable para ti.

Aprendí a distinguir tu verdadera sonrisa, me aprendí tus miradas y tus gestos de tantas veces que iba a visitarte. Esta prisión de la que no podías salir se convirtió en nuestro hogar, o eso decías. Te creí, siempre. Te creí cuando dijiste temer a las sombras del invierno y empecé a entrar en el castillo para calmarte. Te creí cuando dijiste que recogerías flores silvestres en el jardín para decorar mi armadura. Te seguí creyendo cuando me pediste que te esperara y nunca volviste con ninguna flor.

Sigo creyendo, no me malinterpretes. Creo en la noche, en el frío, en el hambre y en la luna; simplemente, no creo en ti. Echo de menos tu falsa calidez ahora que me has cambiado por ti en esta maldición eterna. Me gustaría recuperar alguno de los momentos contigo para explicarle a mi corazón que tú no eres AMOR, eres MALDICIÓN.

Pero a estas alturas no seré más que un caballero olvidado en un reino demasiado lejano como para pensar en él. A estas alturas… solo deseo que la Noche venga y me atrape, para no seguir encerrado en este castillo; para no seguir preso de tus engaños.

Para mi sorpresa, la Noche llegó con vestido de seda y el rostro cubierto por un velo. El frío me envolvía, estaba tiritando tanto cuando vino que tardé en darme cuenta de que se había colocado a mi espalda para acunarme y darme calor.

“¿Es este tu destino, caballero?”

¿Qué más me quedaba? Pero a medida que entraba en calor, mi corazón se iba despertando. Lo oí latir. Lo sentí latir y supe que ese no era mi destino.

“No entreguéis vuestro corazón a cualquiera y no paguéis por el error de otra persona”, me susurró la Noche al oído antes de desaparecer.

Coloqué mi mano en el pecho, miré hacia el exterior por una de las ventanas abiertas y después de días, semanas o meses sin atreverme a sentir, sentencié:

—Mi corazón es solo mío y de quien decida compartir el suyo conmigo. Mientras, no volveré a entregárselo a la primera flor de la primavera ni al primer rayo de sol que ilumine mi camino.

Porque mi corazón era solo mío. Es solo mío y yo decido con quién compartirlo, pero no volverán a arrebatármelo sin mi permiso. Lo protegeré, me protegeré.

Por eso cabalgo a la luz de la Luna, voy creando mi propio camino acompañado de la única que bajó y me socorrió en mis peores momentos: la Noche. Ella me abrió su corazón al cuidarme, yo le abro el mío a cada segundo que recupero mi alma de caballero.

(Fuente de la imagen | Pixabay)

Puede que te interese ^^:

¡Y para saber un poquito más de nosotras no olvides pasarte por Aldra, nuestra web personal!

✯ ✯ ✯

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...

Comentarios

  1. Que bonito, me encantó. Tenés un estilo que se me hizo muy cristalino, y la idea del caballero siendo traicionado por la princesa me parece muy original.
    Te mando un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Sofi! Muchísimas gracias por pasarte por aquí y por las palabras que me dedicas; saber que te ha gustado esta historia es lo más bonito que este caballero de la noche me podía dar ^^.

      Besitos y un saludo!!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Es un relato muy bonito, me gusta mucho el cierre. He sentido mucha pena por el caballero. Me llamó especialmente la atención la frase:
    "Sigo creyendo, no me malinterpretes. Creo en la noche, en el frío, en el hambre y en la luna; simplemente, no creo en ti."
    Muy buena.
    ¡Un abrazo! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchísimas gracias, no sabes lo feliz que me hace que te hayas fijado en todas esas cositas del relato, ¡gracias por leer!
      Tened una buena semana llena de lecturas e inspiración para vuestro blog ❤.

      ¡Besos! ^^

      Eliminar
  3. Hola!! Qué maravilla, lo he disfrutado mucho, a ver si me pongo al día. ¡Estupendo relato! Nos leemos!! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Ana! Mil millones de besitos de fantasía por empezar a seguirnos y gracias por dedicarme estas hermosas palabras ^^.
      Conocer personitas en la red y compartir pasiones es maravilloso.

      Nos leemos, un saludo!!

      Eliminar

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¡Pues esperamos tus comentarios!

Entradas populares de este blog

La Serpiente Emplumada: el Dios traidor

XIII Premio Jordi Sierra i Fabra

Jak and Daxter