Llevo dos años sin escribir - Sindy B

¡Hola, personitas del Universo!

Hace ¿dos meses? que no me paso por aquí y hoy me apetecía explicaros por qué. Primero quiero decir que me he emocionado al ver que teníamos una seguidora más, porque que no haya publicado nada por aquí no significa que no piense en el blog a menudo, planeando futuras entradas. Así que mil gracias a Princesa de Biblioteca por unirte a nuestras tardes de fantasía y a todas las personitas maravillosas que nos leéis.

Entonces, ¿por qué, por mi parte, han descendido el número de entradas en estos dos años? Por un lado, el hecho de cursar 2º de bachillerato y después empezar la universidad me hizo centrarme bastante en esas cosas y mucho menos en el blog… y en escribir.
Voy a confesar algo de lo que me di cuenta hace ya un tiempo: llevo dos años sin escribir.

No es tan dramático ni definitivo como puede parecer con esa frase, porque a fin de cuentas sí que he escrito cosas, hasta he escrito un relato que ha ganado un concurso a nivel provincial. También he tenido una semana de inspiración en enero de este año en la que he escrito unas 60 páginas (bastante más que si junto todo lo demás que he escrito en estos dos años). A lo que me refiero con que llevo dos años sin escribir, es que llevo dos años sin saber ponerme con un único proyecto, sin ser capaz de empezar a escribir una historia o en el caso de ser capaz, no conseguir ser constante con ella. Admito que todo era más fácil cuando me presentaba al concurso Jordi Sierra i Fabra, porque mis ocasiones de participar eran limitadas y no estaba dispuesta a dejarlas pasar. Ahora que voy un poco más por libre, aún no he conseguido encontrar mi ritmo de escritura, adaptarlo a mi día a día.

Supongo que después de cuatro años escribiendo una novela al año, no hacerlo en 2018 me descolocó y complicó mis intentos de poner un orden de prioridades en mis proyectos. Al alejarme de la escritura, también me alejé de los relatos y del blog, y esa es la historia…


Aunque, como ya he dicho antes, esto no es el final de nada. Durante estos dos años he estado con muchas cosas en la cabeza (tengo la teoría de que dejé de escribir realmente cuando me puse a sacar el carné de conducir, pero esa ya es otra historia…); pero también he estado con muchos proyectos. Planeé el Proyecto Luna lo bastante como para ponerme a escribirlo… y me bloqueé. Creé y planeé el Proyecto Aura y ¡escribí 60 páginas en menos de una semana! Y después lo dejé. Empecé a escribir una historia en Wattpad, que también abandoné (esta vez por los exámenes).

Pero eso no es tiempo perdido, por eso, aunque ahora mismo sienta que llevo dos años sin escribir, creo que en el futuro solo veré estos dos años como tiempo que dediqué a trabajar en mis historias (no tan exhaustivamente como me gustaría) sin llegar a escribirlas. Son historias que están ahí, que estoy deseando retomar.

Ahora mismo, lo único que necesito es confiar un poquito más en mí y atreverme a ser un poco constante, quizás ponerme metas, no lo sé. Lo que sí sé es que estoy saliendo de ese extraño y angustioso bloqueo, aunque solo lleve dos semanas, sé que lo estoy consiguiendo. Porque en estas dos semanas he escrito dos relatos (más de lo que había escrito en meses, para que nos entendamos) y estoy escribiendo esta entrada. Porque estoy decidida, es todo cuestión de esforzarse, es cuestión de querer hacerlo.

Y yo quiero.


Photo by Ray Hennessy on Unsplash



Otras entradas interesantes:

Podéis encontrarme en redes sociales (TW e IG) como @sandra_fega ❤

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Amenceres

Atardeceres

Agua para los Dioses ~ Escena 1ª