Melodía

¡Buenas, buscadores de sueños!
Lo sé, he tardado mucho en publicar y lo siento. Sindy me dijo que pidiese perdón de rodillas, pero... como que es un pelín difícil hacerlo a través del ordenador ;).
Así que aquí os traigo un relatillo que espero que os guste:

➽ Esta fantasía nace... de escribir un relato con las palabras "efímero", "etéreo" y "melifluo".

El susurro del viento, libre más allá de estas paredes, no pudo romper las melifluas notas de aquella melodía. Apenas eran unos lamentos, hermosos y a la vez desesperados, que mi madre conseguía arrebatarle a las teclas de aquel piano ajado por el tiempo, pero era más que suficiente para hacernos soñar con épocas más felices. Todos sabíamos que aquellas no eran más que fantasías etéreas de un mundo que jamás existió, pero nos negábamos a perdernos de nuevo en la triste realidad que nos había tocado vivir: una guerra incesante que pronto nos salpicaría también a nosotros con su dolor. El viento, fuera de la casa, volvió a rugir con su llanto desconsolado, mientras la ciudad en falsa calma se preparaba para recibir una vez más la fría visita de la Muerte.
La melodía llegaba a su fin, al mismo tiempo que lo hacía este momento de efímera paz. Pronto, las armoniosas notas del piano serían sustituidas por gritos de dolor y muerte, quizás los nuestros. Al fin la realidad ocuparía el lugar que ya está reclamando.
La última nota, tan dulce que desentonaba con el aura de la habitación, fue desvaneciéndose en suave eco hasta que ella también decidió abandonarnos.


Perdón lectores, perdón Sindy <3


 
Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Serpiente Emplumada: el Dios traidor

XIII Premio Jordi Sierra i Fabra

Jak and Daxter