En las profundidades del bosque

¡Hola personitas del Universo!

Un año más se termina… 2017 se va lleno de recuerdos, malas experiencias de las que aprender y buenos momentos que guardar en la memoria y el corazón. Porque de eso va la vida, de luces y sombras que se suceden; después nosotros decidimos con qué parte quedarnos. Yo tengo claro que me quedo con todas las sonrisas que me han acompañado durante estos 12 meses ^^.

¿Propósitos de año nuevo? Unos cuantos, pero como soy de estas personas que se van poniendo propósitos sobre la marcha, tan solo son los primeros de muchos objetivos que me marcaré este 2018.

Solo es un año que termina y otro que comienza. Como le decía a una amiga, por ahora basta con disfrutar el presente, queda todo un año por delante para empezar a salvar el mundo.


¿Va a cambiar algo por Tardes de Fantasía con el nuevo año? Probablemente, pero escribir seguiremos escribiendo y fantaseando y leyendo y sonriendo y soñando con imposibles.

Gracias a todos los que nos acompañáis, los que compartís pedacitos de vuestro mundo con nosotras fuera de Internet y los que formáis parte de nuestro mundo leyéndonos en Tardes de Fantasía.


Para terminar el año he escrito este relato al más puro estilo yo, ¡espero que lo disfrutéis y que 2018 sea un gran año!

★★★

Entre tinieblas caminaba una joven, en lo más profundo del bosque. Las ramas se retorcían tenebrosas sobre ella, pero la sonrisa de la muchacha no sucumbía ante tanta oscuridad. Sus pies casi danzaban al son de la dulce melodía que tarareaba, unas notas que inspiraban vida en aquel bosque repleto de podredumbre. Caminaba descalza por un sendero sin fin, sin un destino aparente, ignorando los débiles gemidos de los árboles que la rodeaban. Simplemente caminaba.

En un momento determinado se detuvo, giró levemente la cabeza y sus ojos azules se deslizaron sobre el tronco de un árbol joven. Se acercó y lo acarició con delicadeza, dedicándole su suave sonrisa.

—No llores, mi niño —susurró.

La joven se sentó entre las delgadas raíces que sobresalían. Una neblina rosácea cubrió cada rincón del bosque sin que la muchacha se inmutara.

—No llores, pequeño —repitió—, esta es tu nueva casa, no tienes por qué estar triste. Ahora tienes nuevos hermanos y cantaré para ti todas las mañanas.

Dejó un dulce beso sobre la corteza, se levantó y siguió su camino con su armoniosa melodía. La neblina rosácea y de aspecto venenoso se fue con ella.

En silencio, el árbol sollozó por su triste destino.



Cositas interesantes para leer ^^:

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...

Comentarios

  1. Hola desde Asturias :)) me ha encantado vuestro blog, lo llevo siguiendo ya hace unos meses y nunca me animé a comentar <3 podríais hacer una reseña del libro "la verdad sobre el caso Savolta"? no sé si lo leísteis todavía pero en mi instituto lo leímos en octubre y es obligatorio. Como he leído que estabais en 2º en una entrada anterior, quería saber vuestra sincera opinión. No dejéis nunca de escribir, y bonito relato Sindy <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Personita anónima! Gracias por regalarnos estas hermosas palabras, no sabes lo que me han animado hoy ❤. Todavía no hemos leído el libro (de hecho yo lo iba a empezar hoy!), pero calculo que en febrero podremos tener una reseña decente y una opinión que compartir ^^.
      Gracias otra vez por comentar, es muy bonito poder leer a quien te lee. No dejaremos de escribir porque la magia de las palabras forma parte de nuestro mundo y compartirla en Tardes de Fantasía es precioso y un placer.
      Me alegra mucho que hayas disfrutado con mi relatito, espero que sigas revoloteando por aquí y que tengas un buen año de instituto, ¡que es nuestro último añito ya!

      Mil besitos desde Galicia ^^, un saludo!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios nos dan alas y las alas nos hacen volar. Y allí, volando, escribimos para que tú también puedas desplegar tus alas 🌌

Entradas populares de este blog

La Serpiente Emplumada: el Dios traidor

XIII Premio Jordi Sierra i Fabra

Jak and Daxter