Un año a fragmentos

Mi 2016 a fragmentos, Sindy


¡Hola lectores! Hace unas semanas, Raquel de abracadabrantes escribió una entrada en la que recordaba su 2016 mediante extractos de las historias que escribió a lo largo del año. Ella, a su vez, vio esta maravillosa idea en el blog de Beatriz Esteban. Aprovecho para informar que hace poco Bea ha publicado la novela Seré Frágil, con la que había quedado segunda finalista en el concurso Jordi Sierra i Fabra 2015 (no sé si recordáis que este fue el concurso en el que Rush y yo participamos el verano pasado ^^).

Pues bien, la idea de recordar el año pasado de una forma tan bonita me ha gustado tanto que no he podido resistirme a reflexionar y hacer algo parecido aunque ya estemos a mediados de febrero.



¡Mi año a fragmentos!

Enero


"No sé lo que habría pasado de no haberte conocido, y no necesito saberlo. Porque gracias a ti empecé a ver los libros como algo más que historias bonitas para leer un rato. Gracias a ti aprendí a apreciar la escritura hasta convertirla en parte de mi vida. Comprendí que ni era la única con esta curiosa afición, estabas tú, ni era nada malo. Éramos así, nos gustaba serlo y lo seguimos siendo.
Y entonces llegó la magia."
Una amistad más allá de las estrellas”, dedicado a Rush por sus 16 años ^^


Febrero


Miles de ojos lo miraban con odio, rencor, dolor. Álex decidió no acobardarse, enfrentarse a ellos porque no se arrepentía de nada.
—¡Egoísta! —gritaron a coro todas las voces.
La vibración del sonido recorrió el cuerpo de Álex hasta aturdirlo.
—¡Villano!
—¡Malvado!
—¡Perverso!
Las voces lo envolvían y lo atormentaban, pero él se resistía a demostrar su temor y apretaba los dientes. Entonces la voz de Ámber le llegó en un susurro por encima de todo el jaleo.
—Habría sido más fácil que te arrepintieras.
Final alternativo de “Melodía de sueños imposibles


Marzo


Si chocara cada vez que un muro le cortara el paso, se habría formado un laberinto sin salida a su alrededor. Si se rindiese cada vez que no se creyera capaz de seguir, habría permanecido eternamente en el mismo lugar. Si la oscuridad penetrara en él cada vez que perdía la esperanza, su corazón se habría consumido.

Abril


Ante él empezaba el camino. Era un sendero de arena que se perdía en las profundidades del bosque. Dar un paso adelante significaba retar a las leyendas, descubrir el verdadero secreto de aquel camino del que pocos se atrevían a hablar. Tomás dio el paso y ya no se detuvo. La sombra de los árboles lo cubrió y su viaje empezó.
El camino del destino” (lo escribí en abril y en el blog lo publiqué en mayo)


Mayo


—¿Puedo jugar?
Quizás era un poco mayor para juegos, solo quizás, porque aunque ya no fuese una niña, eso no tenía por qué ser un impedimento. ¿Quién iba a impedir que se divirtiese? (Sin contar a la voluntad). Llevaba demasiado tiempo viviendo como se suponía que debía hacerlo, no como ella deseaba. Y encontrándose en un mundo extraño, en un cuerpo diferente e incluso en una mente que la quería hacer prisionera, Aurora necesitaba ser ella misma.
Echaba en falta a su familia, su castillo, su música y sus danzas, pero todo ello solo suponía una parte de ella misma. La otra era la que le quedaba por descubrir.
La Aurora de los lobos”, Capítulo 3


Junio


Nos miramos un instante, no sé si Rush sentía lo mismo que yo, tampoco influyó. Fuimos hacia el pasillo central, que dividía la clase en dos grupos de mesas, para llegar al encerado. Cada paso que di a partir de ese momento resuena en mi cabeza como una cuenta atrás. Un paso, y sentí un repentino y feroz viento golpear la ventana. Dos pasos, y el silencio se hizo en la clase. Tres pasos, y el reloj de la pared se detuvo.
Sindy y Rush; descubriendo a dos brujas” - Capítulo 1, Sindy


Julio


Si el negro podía convertirse en blanco con tanta facilidad, ya no estaba seguro de nada. [...]
A veces se preguntaba de qué valía levantarse por las mañanas si al mirarse en el espejo veía a una completa desconocida.
“El reflejo de Penélope”


Agosto


No teníamos medios ni magia poderosa, pero estábamos motivadas. Y Sindy y Rush son imparables ante el peligro.
Inspiradas en las armaduras de los caballeros de los cuentos, y tras varios intentos, conseguimos unas vestimentas dignas de una batalla épica (bueno, mi magia ayudó un poco más que la de Rush). Cada pieza adquirió un significado propio: el casco de la justicia, el yelmo de la salvación, la cota de malla de la esperanza, los guanteletes de la habilidad, el escudo de la fortaleza y la espada de la victoria. Se notaba que teníamos tiempo...
Estábamos listas.
Sindy y Rush; descubriendo a dos brujas” - Capítulo 3, Sindy


Septiembre


—¿Papá? —preguntó, aun sabiendo que era inútil.
Ya no importaba la Navidad, ni la nieve, ni que Marian fuese o no su madre. Germán no era capaz de moverse y miraba a la nada mientras aquella a la que al fin se había atrevido a llamar “mamá” empezaba a llorar desconsoladamente.
No hubo una cena alegre y feliz al llegar a casa, tampoco se compró el tan esperado pastel. La nieve que había traído ilusión con su llegada solo volvía más fría cada hora que pasaba.
“El reflejo de Penélope”


Octubre


Eu miraba o ceo, no que se estendía unha arrepiante nube negra, e se miraba un pouco máis alá, vía chamas alaranxadas elevarse sobre as árbores. Tiña oito anos, pero sabía o que era un incendio e sabía as consecuencias que podía chegar a ter. O que descubrín aquel día foi que había persoas con acendedores que provocaban incendios sen pedirlle permiso a ninguén.
“Tan belo… Tan fráxil…” relato finalista del premio Adega 2016, (como dato interesante, el año anterior fui la ganadora 😊).


Noviembre


Entonces se escucharon unas trompetas y de la mente de la princesa se esfumó toda preocupación por la entrevista.
―¡Hartswisle!
Se acercó a la ventana y estuvo a punto de saltar de emoción. Celia también se acercó, pero no vio al músico. Aurora la miró, sin poder contener sus deseos de escuchar la música del compositor, y Celia, cansada de la entrevista, de su trabajo y de su propia vida, sugirió:
―Podemos realizar las últimas preguntas de camino al patio…
La mirada de Aurora brilló y al abrir la puerta, unos sirvientes acompañaron a ambas mujeres. Aurora caminaba al ritmo de la música que ya empezaba a oírse. Celia anotó un último detalle de camino: “compositor preferido, sin duda, Hartswiskle”.
Entrevista a Aurora, entrada especial sobre “La Aurora de los lobos”


Diciembre


Si todo debe tener un principio, el de esta historia se remonta a una noche helada en la que una niña abrió por primera vez los ojos. Una vez que los abrió, ya no quiso volver a cerrarlos. Para ella, todo lo que la rodeaba era novedoso y emocionante, cada alfombra, florecilla o copo de nieve tenía una historia detrás. 
Proyecto “Nix”


Algunos de los libros que me han acompañado en el 2016


Porque los libros, al igual que nuestras experiencias diarias, influyen en lo que escribimos.


*Disculpad por no publicar la entrada el sábado, como solemos, pero estoy bastante saturada de exámenes y trabajos y tengo menos tiempo para escribir las entradas.

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...

Comentarios

  1. ¡Hola! La entrada ha sido muy original. Estoy acostumbrada a ver entradas que resumen los libros del año, tops etc pero es genial poder recordar todo un año a través de vuestras propias palabras ^^
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola y muchas gracias por pasarte por aquí!
      Cuando vi la entrada en el blog de Abracadabrantes necesité hacer algo así yo también ^^. Pensé que me costaría encontrar fragmentos de cada mes del año, porque yo no soy de las que va fechando lo que escribe, pero gracias al archivo del blog y el historial de algún que otro documento lo he conseguido :).
      De hecho, me encantaría poder hacer una entrada así el año que viene. Es una buena forma de reflexionar sobre lo que lleva a uno a escribir lo que escribe.

      Besos y un saludo!!

      Eliminar

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¡Pues esperamos tus comentarios!

Entradas populares de este blog

Jak and Daxter

El Gremio de los Escritores

La fórmula del tiempo libre: ¿mito o realidad?